Felipe (IENE) es oriundo de Viña y residente de Valparaíso (actualmente, vive en la zona central de la ciudad). Es aquí donde pinta, y donde comenzó también a interesarse en el arte urbano desde muy joven. Cuando tenía alrededor de 5 años, se pintaron unos Block en el sector Gómez Carreño de Viña: grandes figuras abstractas en las que se vio inmerso, y profundamente atraído por sus colores y formas que miraba a diario. Lo desarrollaba a través del dibujo, el que pasó a convertirse de un pasatiempo en una forma de vida.

 

En el 2008 junto a un amigo se iniciaron en el stencil, haciendo planillas simples y más bien artesanales con hojas, scotch y latas de spray “Marson”; por la baja presión de la lata había que hacer maravillas para hacer un stencil bueno. Al mismo tiempo no dejaba de hacer cuadros que regalaba, cambiaba, o simplemente dejaba en su casa. Fue avanzando, entre stencil más complejos y cuadros mas grandes (hasta de 2 metros de altura) que ya comenzaba a “salir de él”. Empezaba a aparecer una transición del canvas al muro, llegando al lugar en que se encuentra actualmente, creando piezas murales, o producciones; aunque a veces hace algo de calle, ella siempre está en la esencia de su trabajo.

 

Su firma “IENE” quiere decir “IN”, interior. Para Felipe es clave su mundo interior, es introspectivo y ese mundo tiene un gran significado tanto en su vida diaria como en sus piezas. IN se transforma en Iene por un tema de estética, hay un cierto equilibrio con esas dos letras más. En línea con este mundo interior, nos cuenta que pinta porque algo en su interior se lo pide: es como tener un pequeño ser lleno de imágenes dentro, además de tener una memoria visual muy interesante que siempre explora y desafía. De hecho, ha plasmado esto es un personaje que aparece siempre en sus piezas: es una persona con cabeza de cuadro (con el tiempo ha ido sufriendo variaciones, pero manteniendo la esencia e idea de un cuadro) que lo representa; el tener siempre dentro suyo universos y figuras infinitas, como un mar. La exploración de nosotros mismos,  nuestras mentes, todo ello se ve representado en estos cuadros-cabezas que pinta Iene.

 

De hecho, sus obras tienen un mensaje oculto que los invitamos a buscar: aunque tampoco nos quiso decir qué era, esperamos encontrarlo en las calles de Valparaíso y en nuestra galería de sus fotos.

 

Puedes encontrar su trabajo principalmente en Valparaíso, aunque también al interior de la V Región donde va por sus amigos y por los buenos spots que se pueden encontrar.  Aunque aún no ha participado en ningún festival de Graffiti si ha estado en encuentros realizados en la zona. También tuvo la oportunidad de pintar en el Barrio Las Brujas de Bolivia, donde tuvo que improvisar por tener pocos materiales y el efecto de la altura en las latas, trabajando con látex y pinceles que se consiguió. Otra oportunidad que valora fue poder pintar un loft en Cerro Alegre con un amigo cercano, experiencia muy enriquecedora.

 

Para Iene el Arte Urbano le da su identidad a una ciudad; “siempre he pensado que Valparaíso no seria lo que es sin sus intervenciones artísticas o sus murales en las calles”.  A pesar de la agotada crítica de que pintar es ensuciar, de que hay rallados feos, calzamos totalmente con su visión de que existen muchos comentarios que ensucian mas la ciudad que un tag. Es una tarea para la ciudadanía entender y aprender de esto.

 

¿Malas experiencias? “Una vez hicimos una produ para un restaurant de Valapraiso, nos producimos con muchos colores mas de 15 latas Montana 94 porque nos prometieron el cielo, luego al terminar dijeron que no les había gustado y que por respeto nos pagaban 6000.”

 

Su artista favorito es Picasso, y la obra que más le gusta es Guernica del mismo artista.

 

 
Su cuenta de instagram: https://www.instagram.com/felipe_iene/
 
Su cuenta de facebook: https://www.facebook.com/FelipeIene/

 

"Existen muchos comentarios que ensucian mas la ciudad que un tag".

FELIPE IENE