HOE

“Para dedicarse a esto, solamente se necesitan las ganas y mucha perseverancia. Entendí que más que el graffiti, es el amor por los colores y este amor compartirlo con las personas”.
Hoe es el alias de una de las estrellas emergentes del graffiti chileno. Su interes por el arte urbano comenzo en 1997 cuando intento hacer un muro por primera vez, y aunque el resultado inicial no fue muy favorable, la curiosidad y la inquietud por este arte pudieron mas. 

Hoe nace del tradicional chilenismo "oe!!". Cuenta que le gusto como sonaba, le agrego la hache. Asi nace Hoe, cuyo estilo es eclectico, mezclando rostros expresivos con explosiones de colores, vividos mosaicos con animales inesperados, paisajes conviven con manchas... lo suyo es pura libre expresion. Un elemento clave es la luz del sol y el juego de esta con sus obras: las estaciones llegan a afectar la paleta cromatica que emplea al pintar. 

Cuenta en una entrevista a Grafica Mestiza que los habitantes de los puentes han sido para el una gran inspiracion. "Las intervenciones que más me han marcado han sido las veces en que bajo a pintar los puentes. Siempre te encuentras con gente viviendo allí, me gusta compartir con ellos, sus vivencias y grandes historias. Siempre que voy a estos lugares abandonados y me encuentro con ellos les pido permiso para pintar su espacio y darle un poco de color a su entorno”. 

Ultimamente Hoe ha logrado combinar con exito elementos realistas (como retratos) con figuras mas graficas, como mosaicos de fuertes colores. Hasta ha llegado al punto de arrojar tarros de distintos colores a la pared y comenzar desde ahi. La imaginacion no tiene limites. 

No podemos hablar de Hoe sin referirnos a los expresivos ojos que miran desde sus graffitis, interpelando al expectador, a la ciudad, a la calle. Como las consabidas ventanas al alma, los ojos demuestran libertad, libertad de ver, de mirar, la misma de un pajaro que puede volar por donde quiere. Les dedica mucho tiempo y detalle en cada una de sus obras, y no pasan desapercibidos. 

El acto de pintar puede ser meditado o espontaneo. A veces visita varias veces el lugar que quiere intervenir. Otras, "me he levantado sólo con las ganas de pintar, sin rumbo alguno, sólo con un bolso lleno de pinturas, tomar el bus y bajarse en algún lugar interesante. El graffitti es así, por una parte tienes la libertad de expresar y por otra parte está esa adrenalina de pintar lo prohibido contando con los riesgos que esto pueda causar”.

La entrevista completa: http://www.graficamestiza.com/index.php?option=com_content&view=article&id=90&Itemid=73&lang=es

Su flickr: http://www.flickr.com/photos/hoe_/with/8589635159/#photo_8589635159

Su facebook: https://www.facebook.com/danielisaacvargasvargas?fref=ts