HENRUZ

"A través del arte urbano se está creando un espacio de reflexión".

Henruz (nombre que nace de mezclar sus dos apellidos) es un artista ya consolidado en la escena nacional: oriundo de Maipú, hoy en día vive en Santiago y se desempeña como profesor de artes visuales. Es en Maipú, donde suele estar una vez por semana éstos días, donde tuvo sus primeros acercamientos al mundo callejero, del graffiti, del Hip Hop. El año 2000, el Hip Hop cobra mayor relevancia y se pone de moda en Chile, convirtiéndose en un movimiento presente en las conversaciones, en los barrios, en las plazas, en las calles, etc. El no era ajeno a aquello, y a los 14 , comienza a escuchar rap y a conocer esa cultura urbana. Así nos cuenta que de los cuatro “elementos” del Hip Hop, se fue dando cuenta que la rima no era lo suyo; bailar break dance le costaba porque era gordito; y las tornamesas eran muy caras… llegando así a la pintura junto a sus amigos, gente del barrio, y con referentes de ese momento que ya habían alcanzado un gran desarrollo como BGO, Cero, etc.

 

Al ingresar a la universidad deja de pintar: sin embargo después retoma la calle a través del stencil. Aunque las letras no eran lo suyo, desde el stencil siguió desarrollando su estilo hasta llegar a sus creaciones actuales. Se autodenomina “Murallista” -así describieron lo que hacía alguna vez en Uruguay-  ya que pintar paredes es lo que hace, sin ser muralista ya que no usa sus herramientas, sin hacer graffiti como tal, sino que usando elementos de ambos, pintando con artistas tan variados como el Mono Gonzalez, 2012, Pixel Art etc.

 

Henruz es un artista que muestra una gran curiosidad, referenciando en sus obras distintos elementos como íconos de culturas precolombinas, la gráfica azteca, las narices mapuches…Sus distintivos personajes envueltos en largas tiras o cintas, como momias de colores, se inspiran en los rituales espiritistas Orishas de Brasil, en los que las personas se cubren completamente de pelo, lo cual evita recibir malas energías, y aleja a los malos Orishas, o dioses. Lo mismo ocurre con las máscaras sin ojos de sus personajes, que toman de la narrativa de los Moai,  los cuales no están vivos hasta que se les abren (dibujan) los ojos. Es por eso que él denomina su obra como “un charquicán”: una gran mezcla de elementos y referencias -más allá de que dicha fundamentación teórica en la calle pase a convertirse en detalles, que se entienden de forma abstracta y quedan en manos del tercero que interpreta.  

 

En la misma línea, ha experimentado con distintos nombres (por ejemplo, Mansa Raya Man cuando trabajaba el stencil), lo que generalmente ha calzado con ciclos de su vida, distintos momentos. El nombre siempre está fuertemente unido al tema de la identidad, por lo que firmar bajo distintos seudónimos es en cierto sentido lúdico. Sin perjuicio de que en el futuro está abierto a jugar con combinaciones de letras y sonidos ya presentes en su firma actual, con ella se queda, pues aunque siempre uno quiere mostrar nuevos lados de la personalidad, el nombre Henruz contiene su historia, sus apellidos, sus padres, etc.

 

Ha estado en distintos grupos: cuando empezó a pintar en Maipú era parte de BST; luego al retomar el arte urbano con el stencil fue parte de Héroe Stencil. Hoy en día, trabaja mucho con el Colectivo Causa, junto a Koshayuyo, Ecos, Meli de Argentina, y un amplio grupo multidisciplinario con quienes pinta en poblaciones y barrios, con estilos y temáticas sociales, buscando aportar al barrio más que mostrarse como artistas. Es bajo el alero de este grupo que han creado “Mapa: Reflexiones Creativas”, con quienes han realizado charlas con distintos artistas (al día de hoy ya van más de 24, entre ellos Boa, Estoy, Dre, Anis, Juanita Pérez, etc… búsquenlo en facebook para poder ir), en actividades en que se regalan serigrafías originales de los artistas invitados, y creándose un espacio para conversatorios sobre distintos temas, pasando por los rayados en los vagones de metro a preguntas directas a los artistas.

 

Siempre en esa línea, opina que el trabajo tiene que estar a disposición de la gente: que el que pinta con dos audífonos puestos no entiende lo que está pasando afuera,  que no hay que aislarse del mundo al pintar en la calle, que la gente está mirando cuando pintas. Entiende su labor como educativa y política, ámbitos que son inseparables del acto mismo de pintar. Todo esto está muy incorporado en el Colectivo Causa: entender el pintar como un acto, un acto de comunidad, de barrio, lo que también hace que los murales pertenezcan a las personas, a los que viven y transitan por ahí.

 

Sus murales tienen metáforas y contenido contingente a pesar de ser a veces más abstractos. Tienen una gráfica que suele ser bastante única, con murales en general fácilmente reconocibles, en los que distintos personajes cubiertos de largas vendas, con misteriosas máscaras se ríen, se mueven, miran al transeúnte, a veces parecieran bailar. Están sobre todo en el barrio Yungay, pero también en Bellavista, San Miguel y el gran Santiago.

 

En todo caso, para él el tema de los mensajes dependerá en gran medida del lugar en que se pinta: por ejemplo el Barrio Yungay, ubicado muy cerca de donde vive, es una especie de croquera -es su barrio, su lugar, su contexto. En otros lugares, su pintura adquiere otro rol y otro sentido: por ejemplo si pinta en otros países intenta acomodarse a las temáticas propias de ellos, a sus contextos e historias. Es por ese mismo acento en el contexto que el Mono González, con quien ha trabajado en varias ocasiones, le ha enseñado que el trabajo en la calle debe ser monumental, con mensajes simples en grandes paredes, acomodándose al ritmo de hoy en día, en el cual los autos pasan volando por las calles. Antes los murales tenían más detalles, y la gente se tomaba el tiempo de transitar por el mural, visitarlo, conocerlo, mirarlo; hoy en día se corre de lugar a lugar y a veces solo se vislumbran colores; por ello, el mensaje no puede complejizarse tanto. Así, todo va cambiando según lo que pasa en la sociedad, variando tanto el mensaje como el estilo que se usa.

Como “datos freak” nos cuenta que un clásico al pintar, sin importar cuando, donde, si el artista es hombre  o mujer, caerá algún grito de “¡rayate el hoyo!” (con distintos grados de buena o mala onda). Ello es tan común, que sus alumnos de cuarto medio le reglarán un polerón con la frase cuando egresen. Otro dato: es un adicto al manjar. Por si alguna vez lo deleita con un mural en su barrio, ya sabe que regalarle.  

 

Uno de sus murales más conocidos es el famoso mural “Guagua”, pintado en Santiago cerca del Metro Santa Ana junto a Theic Licuado (Camilo Nuñez). En la imagen (ver galería) se ve una madre con su hijo, rodeada de las cintas de colores características del artista. El mural no es uno de sus favoritos, y lo hizo junto a Camilo quien en ese momento viajaba por Latinoamérica pintando en cada país palabras que le llamaban la atención; en este caso “guagua”. Sin embargo, la obra tuvo un profundo impacto, y siguen ocurriendo sucesos en torno a él: por ejemplo, cuando lo estaban terminando, un desconocido pasó a abrazarlos y agradecerles, porque gracias al mural había podido perdonar a su madre y conversar con ella después de muchos años de estar alejados; asimismo ocurrió que un día alguien rayó la nariz de la madre, pero al día siguiente alguna mano misteriosa había borrado la mancha durante la noche; al terminarlo, la junta de vecinos del edificio bajó con una variedad de cosas de agradecimiento y muy emocionados; la iglesia católica usó el mural en un artículo en contra del aborto, desatando una larga discusión, ya que lo usaron sin su consentimiento y para fines que manipulaban el mensaje, sin pedir nunca perdón ni disculpas... y así muchas historias más.  Otro ejemplo de cómo una vez entregado el arte urbano a la ciudad, éste sigue cambiando, evolucionando, y adquiriendo nuevos significados.

 

Henruz ha participado en Muta Montevideo y en Street of Styles en Curitiba, además de colaborar en la reciente apertura del nuevo espacio para el arte urbano, Bar Lira Galería (ubicado en Bellavista, Santiago).

 

Para conocerlo más:

 

Su página web: www.henruz.com


Su página de facebook: Henruz 
 
Su instagram: Henruz

 

Curitiba, Brasil.